Recordando a Diana Spencer

Escrito por el Thursday 4 de September de 2008 y archivado como Historia. Puedes seguir los comentarios por medio de RSS 2.0. Participa dejando un comentario y no olvides hacerlo siempre con respeto ya que aparecen publicados automáticamente. Lecturas: 16881

(Julio 1, 1961 – Agosto 31, 1997)

No recuerdo a qué horas me enteré pero estaba en la sala de mi casa viendo tele cuando apareció en CNN que la princesa Diana había sufrido un accidente en un túnel de París, quedé consternado y expectante, conmovido. Realmente me sentí mal, tenía años de verla en las noticias, en los periódicos y en las revistas cada semana, primero por los escándalos que había al interior de su matrimonio con el príncipe Carlos y todo el desorden que giraba alrededor de la familia real británica, después por sus misiones humanitarias en todo el mundo.

Siempre me gustó Lady D, tenía un carisma con el que se había ganado el cariño a pulso, era moderna, elegante, simpática, inteligente, buena madre y representaba la infelicidad que puede padecer alguien que aparentemente tenía todo.

Recuerdo que las cadenas de noticias pasaban una y otra vez la nota y conforme fueron llegando imágenes y videos las transmitían de inmediato.

A la medianoche se comunicaba de manera oficial el deceso de Diana Spencer por politraumatismos. Entrada la madrugada me enteré que habían nacido mis hemanos.

Me voy a acordar siempre de Lady D.

Han pasado los primeros 11 años de su muerte y quiero rendirle homenaje a su memoria desde este blog/caja de recuerdos.

Me da un gran sentimiento acordarme de ella y al mismo tiempo me da qué pensar sobre mi vida y el momento en que llegará mi día de cruzar el río en el Gran Búfalo Blanco para encontrarme con el Gran Jefe de Jefes.

Blog Widget by LinkWithin

2 Respuestas a “Recordando a Diana Spencer”

  1. Laura Di says:

    Yo también, me acuerdo de toda su vida. Recuerdo que vi su boda y también su funeral. Fue una mujer muy importante a mi manera de pensar y soy una gran admiradora de ella y su forma de ser. A doce años de su muerte un recuerdo para ella desde un humilde rinconcito de mi corazón.

Deja un Comentario