Texas Holdem: Un póker de astucia

Escrito por el Saturday 20 de September de 2008 y archivado como Póker. Puedes seguir los comentarios por medio de RSS 2.0. Participa dejando un comentario y no olvides hacerlo siempre con respeto ya que aparecen publicados automáticamente. Lecturas: 6041

Set de Póker con fichas y baraja

La modalidad de póker más fascinante para apostar es a mi gusto el Texas Holdem y es la que estamos acostumbrados a ver en los torneos que salen en canales como ESPN, FX Channel y en el de las conejitas de Playboy.

Ya expliqué antes los primeros pasos para aprender a jugar póker y los siete consejos de oro para los jugadores que recién van comenzando.

El póker no es un juego complicado, es un juego de actitud y equilibrio mental aunque no se puede negar lo aleatorio que puede llegar a ser la suerte, pero en definitiva la mayoría de las veces la “suerte” la determina uno sabiendo jugar las cartas.

Usted está vivo… eso es suerte. Así que prepárese.

Para ilustrar las etapas y acciones que se dan en una partida voy a poner un ejemplo:

– Cuatro amigos están jugando: Fulano, Sutano, Mengano y Perengano.

– Las cartas se reparten a la izquierda del Dealer, en este caso Fulano.

– La ficha de Small Blind (SB) la lleva quien está a la izquierda del Dealer, en este caso Sutano.

– La ficha Big Blind (BB) la lleva quien está a la izquierda del Small Blind, en este caso, Mengano.

Dealer. Es a partir de quien comienza el juego, es para el orden de las apuestas.

Small Blind. Debe poner obligatoriamente la mitad de la apuesta inicial antes de que se repartan las cartas.

Big Blind. Debe poner obligatoriamente la apuesta inicial antes de que se repartan las cartas.

La apuesta inicial se fija de común acuerdo y generalmente se aumenta cada hora para ir depurando en las mesas el número de jugadores. En nuestro caso supondremos que la apuesta inicial es de $1.

De este modo, Sutano deberá poner $0.50 y Mengano $1 para que comience el juego. Perengano y Fulano van a poder recibir las cartas sin apostar.

Para evitar tener dinero, se utilizan fichas de colores a las que se les asigna un valor. Se parten de condiciones iguales y cada jugador compra $10 en fichas. Así, podemos asegurar que en la mesa hay $40 que van a ir cambiando de manos.

Se reparten las cartas en dos tiempos hasta completarse dos cartas por jugador.

Cada jugador ve sus dos cartas (hole cards) y las protege celosamente manteniéndolas tapadas sobre la mesa para que nadie más las vea.

Ahora, es el turno del que está a la izquierda del Big Blind, Perengano, para decidir si va en el juego o no. Prácticamente tiene 3 opciones: Tirarse (fold), Igualar (call) o Subir la apuesta (bet).

Supongamos que Perengano decide entrar en el juego, tiene que poner la apuesta inicial de $1. Es el turno de Fulano y tiene las mismas opciones de antes, también Fulano entra en el juego poniendo la apuesta inicial de $1.

Es el turno de Sutano para decidir qué va a hacer, tiene las mismas opciones, con la salvedad de que si quiere jugar tiene que poner la otra mitad de la apuesta inicial para completarla.

Si en algún momento antes de que se nivelen las apuestas alguien aumenta o sube la apuesta los demás jugadores deben retirarse en caso de no querer igualar la apuesta, igualar la apuesta para jugar o aumentarla a su vez.

Cuando las apuestas están igualadas se tira el Flop que son las primeras tres cartas comunitarias. Para hacerlo, el repartidor, Fulano, debe sacar o “quemar” de la baraja la primera carta boca abajo. Luego las tres siguientes se tiran al descubierto y en orden. Viene la segunda serie de apuestas.

Con el flop, cada jugador tiene 5 cartas, las dos propias que sólo él conoce y las 3 comunitarias. El que está a la izquierda del Dealer, Sutano, decide lo que va a hacer, tiene 3 opciones: Retirarse (fold), Pasar (check) o Apostar (bet). La decisión depende de las posibilidades de juego que tenga para obtener una buena mano.

Pasar. Significa que quiere ir en el juego pero sin apostar.

No hay nada que obligue a Sutano a retirarse, pero si considera que otro jugador tiene posibilidades de un buen juego lo hará, pero en ese caso sería mejor opción pasar antes de retirarse. Supongamos que Sutano cree tener posibilidades de un buen juego y decide apostar $0.25.

Es el turno de Mengano y tiene 3 opciones: Retirarse (fold), Igualar (call) o Subir (bet). Notemos que la dinámica se repite hasta que se igualen las apuestas.

Hay que ser observador en el flop y no sólo fijarnos en nuestra mano sino en la de los demás jugadores. Hay que tener ese olfato, hay que estudiar las expresiones, los gestos, la forma en que apuestan, la mirada, etc. Cada detalle cuenta. Hay que hacer también nuestra propia actuación.

Por ejemplo: Si salen 3 cartas del mismo palo, un jugador puede tener en su carta una o dos de ese palo. En el primer caso necesitaría que en la próxima o en la última carta comunitaria salga otra de ese palo para lograr el color o flush. Si ya tiene las dos cartas de ese palo tiene un color o flush “servido”. SI salen cartas consecutivas hay posibilidad de escalera, si sale un trío en el flop o un par, etc.

Una vez igualadas con los jugadores que van, se “quema” otra carta y se tira una descubierta, esa carta que es la segunda comunitaria se llama the turn. Otra serie de apuestas comenzando por el Small Blind. El juego va tomando rumbo y si queremos ganar ya sea a base de una buena mano, a base de apostar fuerte o ambas, este es el momento de cazar o de quitar piedras en el camino que nos puedan incomodar después. Se puede checkear esperando que alguien más apueste para poder revirar la apuesta.

Revirar la apuesta. Es subir la apuesta por un monto considerable, generalmente en las mesas hay algún valor estándar, en esta mesa de ejemplo ya dijimos que van apostando de a $0.25. Revirar sería que alguien apueste los $0.25 o $0.50 y en nuestro turno subir la apuesta a $2 o $3. Hay que tener cuidado porque alguien puede andar de cacería también, hay que evaluar las cartas.

Apuestas igualadas, una carta “quemada” y otra carta descubierta: The River.

Nueva serie de apuestas. The River es la que termina de hundir o rescatar el juego, ya no hay posibilidades, todo está echado y decidido en la mesa. Hay que jugar las cartas y saber apostar, hay que guardar el historial de cómo han venido apostando los otros jugadores. Si un jugador esperaba una carta para completar su juego y la consigue en The River estaremos en aprietos, solo una actitud osada nuestra y una actitud tímida del otro jugador harán posible nuestro gane.

Si alguien hace call hay que mostrar el juego y gana la mejor mano. Si alguien apostó y nadie hizo call el que apostó no está obligado a mostrar su juego pero acuérdense que esto es algo sicológico. Si muestra una o dos cartas y no tenía nada o un juego inferior se llama bluffing.

Bluffing. Significa que el jugador apuesta aparentando tener una buena mano con el propósito de persuadir para revirar o para intimidar al otro y que desista, ganando al no encontrar un call. Es una maniobra arriesgada.

Si quieren conocer más acerca de las reglas del póker así como los mejores consejos y noticias sobre póker les recomiendo visitar pokerlistings.es la guía de póker en español y pongan en práctica lo que les he explciado aquí.

Espero les sea de utilidad.

Saludos.

Próxima entrega: Tips teatrales a la hora de jugar póker.

Blog Widget by LinkWithin

2 Respuestas a “Texas Holdem: Un póker de astucia”

  1. Ethel says:

    Mira que pelado esta esto!!!!!
    cuando jugamos pues?

  2. FaFa says:

    Cuando usted quiera cosita, cuandi usted quiera y de a como quiera ;-)

Deja un Comentario