Adoptar, procrear o ambas

Escrito por el Tuesday 14 de October de 2008 y archivado como Opinión, Salud, Sociología. Puedes seguir los comentarios por medio de RSS 2.0. Participa dejando un comentario y no olvides hacerlo siempre con respeto ya que aparecen publicados automáticamente. Lecturas: 4555

El dilema de la adopción y la maternidad

En mi vida he conocido al menos unas 5 mujeres que me han manifestado su inclinación por la adopción como una medida alternativa en cuestión de maternidad; sus juicios y argumentos han sido válidos en la mayoría de los casos desde mi punto de vista, otros, sin embargo, no los comparto en lo absoluto.

Las sociedades evolucionan, la interacción social también cambia con el tiempo, en parte por los adelantos de la ciencia y la tecnología que impulsan las comunicaciones y éstas a su vez empujan las corrientes de pensamiento que determinan los estilos de vida con que se desarrollan nuestras sociedades. Finalmente, los patrones morales, culturales y las creencias propias de cada una de estas sociedades en cuestión se ven inevitablemente afectadas por las variables mencionadas al inicio del párrafo.

Pienso que cada quien es libre de decidir la forma en que quiere vivir su vida, así que voy a resumir lo que pienso:

Adoptar:

Si una mujer no puede tener hijos por algún problema de infertilidad de ella o de su pareja, incluso aun después de estar en tratamiento y ver frustrada la posibilidad, creo que es una opción válida.

Si una mujer desea adoptar para no tener que “sufrir” un embarazo y el deterioro estético de su cuerpo que eso conllevaría, creo que es algo estúpido, egoísta y banal.

Si una mujer va a adoptar porque tiene un corazón humanitario y cree que así puede darle una mejor vida a un niñ@ dándole su cariño y amor, está bien, es válido.

Si una mujer perdió a un bebé o sus embarazos pueden representar un alto riesgo para su vida o la del bebé, adoptar es una buena opción y más aun porque su deseo materno de tener una familia y brindar amor se respalda en el inciso anterior.

Si una mujer prefiere adoptar por el temor que le causa la idea de que algo pueda salir mal en el embarazo o en el parto o por la responsabilidad – psicológicamente demostrada- que eventualmente sentiría por llevar una vida dentro de ella cuando la inseguridad sobre sí misma doblega sus instintos maternos, pienso que es comprensible pero cuestionable. Necesita amor y una pareja que le de esa seguridad y esa protección que tanto necesita para vencer su cobardía y el temor a las equivocaciones referentes a la crianza.

Procrear:

Lo mejor es procrear dentro de una relación donde exista amor, no importa si es planificado o no, con tu esposa, con tu novia, con tu amante o con tu prima, pero que exista amor. Válido.

Ambas:

Para aquellas parejas que el amor, el sentido humanitario y las posibilidades económicas puedan permitirles hacer felices tanto a sus hijos biológicos como a sus hijos adoptivos para conformar una familia. Ocurre en embarazos de alto riesgo en los que afortunadamente el bebé nació y sobrevivió, y un nuevo embarazo puede poner en peligro la sobrevivencia de una nueva criatura o la de la madre y ésta desea una familia más numerosa.

Ninguna

Válido. No tengo nada que decir. Respeto que una mujer no quiera tener hijos porque no quiera y adoptar en su lugar. Otras cosas de fondo hay.

Seguramente habrá quienes piensen diferente. En todo caso, es lo que yo pienso.

Un abrazo.

Blog Widget by LinkWithin

2 Respuestas a “Adoptar, procrear o ambas”

  1. Xtecuan! Ufo says:

    Comparto sus opiniones joven me parecen muy validas

  2. LOS SONIDOS DEL SILENCIO

    Quería empezar a escribir con el titulo de esta canción” LOS SONIDOS DEL SILENCIO”, Por que representa el camino de la militancia de los derechos humanos, más precisamente la adopción y sus caminos que te llevan a zonas donde los sonidos del silencio te hacen sentir que nadie te escucha, pero siente que hablan, oyen sin escuchar tu búsqueda y los años pasan y muchas cosas se desvanecen como pompas de jabón; y nuestro país no termina de saldar viejas deudas y va acumulando las nuevas y la historia sigue.

    Como dice la canción “Que el silencio es como el crecimiento de un cáncer”, y vemos como los pactos se cierran y los que luchan por su identidad biológica, las madres por recuperar sus hijas esclavizada en la red de la trata y los niños que son victimas del tráfico, deben esperar que algún funcionario de turno se digne de tratar el tema y si lo hacen lo hacen a media sin escuchar a su luchadores que no alcanza con las cosas que proponen.

    Se arman comisiones, foros, debates, pero siempre están presentes los sonidos del silencio, el Estado rendido frente a los hechos y si algunas luchas tienen éxito es por la constancia de sus protagonistas como Abuelas de Plaza de Mayo, pero es inconcebible que en estos tiempos, siglo XXI haya detractores que solo quieren que los sonidos del silencio ganen nuevamente en esta nueva Argentina.

    Cada noche cuando estoy con mi esposa, que es una gran compañera de lucha, que no dudó en empezar a caminar el camino de la adopción, sentimos las voces de pedidos de auxilio, los brazos estirados para que saquemos a esos niños/as de la oscuridad en que están inmersos. También las voces de los que buscan su identidad porque alguien “por amor” se apropió de su historia y embaucó a una pareja desesperada por adoptar. Ambos sentimos que no es vana la lucha, que alguien va escuchar los sonidos del silencio, que son nuestras voces las que se van uniendo como en un gran coro que dice que no solo los temas de inseguridad deben estar en la agenda política. Esperamos que el Señor GOBERNADOR, SUS REPRESENTANTES, LOS MUNICIPIOS Y EL GOBIERNO NACIONAL TOMEN ESTAS BANDERAS, PARA QUE LOS SONIDOS DEL SILENCIO RETUMBEN Y LLEVEN LA ESPERANZA A LAS FAMILIAS VICTIMAS, QUE LOS QUE BUSQUEN, ENCUENTREN SUS HISTORIAS, Y QUE LOS NIÑOS TENGAN SU FAMILIA COMO MANDA LA CONVENCIÓN.

    ES EL PEDIDO DE UNOS CIUDADANOS QUE VEN MAS ALLA DEL BOSQUE.

    Los jóvenes quienes van a ser futuros dirigentes deben saber todo esto y cada actor social se tiene que sumar, los gremios, las universidades todos los responsables de está situación.

    Tengo un sueño (que a muchos les parecerá infantil) que si los argentinos que impusimos los cacerolazos, todos saliéramos con nuestros dirigentes a hacernos sentir y que sientan las victimas secuestradas, los que buscan su identidad que se sienta que estamos terminando con los sonidos del silencio y que todos somos uno para terminar con estos flagelos.

    ANTONIO ROMEO ELINA GIFFONI

    17126734 16142331

    http://www.adopcionmendozaargenttina.blogspot.com

    mendoza

Deja un Comentario