Colas de banco y el sentido de la juventud

Escrito por el Wednesday 15 de December de 2010 y archivado como Journal. Puedes seguir los comentarios por medio de RSS 2.0. Participa dejando un comentario y no olvides hacerlo siempre con respeto ya que aparecen publicados automáticamente. Lecturas: 6270

Una de las cosas que más detesto es hacer cola en los bancos. No sé cómo sean los bancos donde ustedes viven pero aquí en El Salvador los bancos siempre pasan llenos y se abarrotan al mediodía porque es cuando la mayoría de la gente “tiene tiempo” al sacrificar su hora de almuerzo para ir a hacer sus transacciones.

Creo que hay muchos aspectos alrededor de este fenómeno, las quincenas (un día antes y un día después) pasan como la gran puta de llenos. Hay mucha gente que todavía va al banco a pagar un recibo de algún servicio aun cuando las empresas de servicios tienen disponible una extensa red de puntos expresos donde se pueden pagar además de sus propias agencias: restaurantes, kioskos, farmacias, etc. Bien.

Hay quienes no tienen acceso a su cuenta vía internet, a mi en lo personal el acceso desde internet me facilita mucho la vida, desde hacer pagos a terceros, ver si ya cayó algún pago, pagar algún servicio, etc.

Otros van al banco para retirar $20, $30 ó $40 cuando bien podrían hacerlo desde un cajero automático pero… ¡no pueden usarlo! Entonces el resultado es más cola en el banco.

Otro aspecto cultural es que los salvadoreños dejamos todo para el último día y allí andamos corriendo como la gran puta. ¡Más cola en el banco!

Hay quienes vamos al banco a hacer algún trámite y el de la entrada nos da mal la información y nos toca pendejear un buen rato para luego enterarnos que no nos pueden ayudar en esa área, que tenemos que pasar a otra. Full pérdida de tiempo para uno y para los demás… ¡Más cola!

En los bancos no hay baños y ni agua ponen los cabrones para no gastar, ¡quijos deputa! como si que no ganaran millones de todos lados: seguros, fondos de pensiones, diferencial de tasas bancarias, líneas de crédito, tarjetas de crédito, comisiones, cargos, membresías, etc. Y para más joder todo lo que eluden, evaden, donan, etc.

Olvidémonos de todo eso, lo que quiero contarles es lo que me pasó hoy en el banco:

Entré al banco a las 2 pm y estaba lleno como la gran puta, ese banco tiene 6 cajas, como era último día para pagar impuestos de hacienda en ese banco dejan una caja preferencial para atender ese tipo de transacciones, otra caja la dejan para adultos mayores, mujeres embarazadas y personas con capacidades especiales. El resto de las cajas – que son cuatro- quedan a disposición de los demás mortales: retiros, abonos, pago de servicios, cambio de cheques, etc.

Okay, llegué a las 2 pm en punto y en la cola para impuestos conté 22 personas, en la caja preferencial habían dos personas y en las otras 4 habían 28 personas delante de mi. A dos personas adelante de mi estaba un señor canoso, adulto mayor, y 5 adelante de mi estaba un chinito con un bolsoncito emo que a todas luces se observaba que llevaba un vergo de bolas y de alli el repertorio era surtido. Me llamó la atención que el señor adulto mayor no pasó a la caja para adultos mayores – caja preferencial- donde bien pudo haber pasado de tres vergazos, entiéndase siete minutos. No. El Don se echó toda la cola de 50 minutos para depositar $20 en su tarjeta. Me quedé WTF! Yo sin pensarlo me hubiera pasado a la cola para adultos mayores. ¿Por qué la gente hace eso?. Es más atraso para todos. Allí se las dejo.

Por favor señores de la tercera edad – edad de la terquedad- ocupen su caja porque es una bendición. Gracias.

Blog Widget by LinkWithin

1 Respuesta a “Colas de banco y el sentido de la juventud”

  1. meddy says:

    ayyy de veras que da hueva ir a los bancos, puyaaa! yo fui al hsbc que esta por el hiper paiz de soya a retirar una remesa, era mi primera vez , las demas veces las retiraba en las farmacias economicas, pero atendien western hasta las dos pm, me toco ir al propio banco y cuando entre el vigilante me mando a la ultima fila que es solo para western, habia una sra ya mayor que no se queria pasar a la fila especial para adultos mayores porque decia que ella ya habia hecho la fila ya ratos, puya mala onda, la querian quitar y que esperara despues de como trece gentes, por que no le avisaron antes a la sra? pero como los viejitos son caprichosos no se quito, ta bueno, jiji. me dio colera que las mentadas cajeras del banco andan hartandose y nunca llegaban, pero cuando llegaron se pusieron dos en una misma caja–????– cuando alfin pase me dijeron que se habia caido el sistema que pasara a la caja dos o uno, chivo, pase a la uno y la mujer bien brava me dijo que me fuera a la siete de regreso y le dije que de ahi me mandaron para donde ella pero me regreso, y les dije a las de la siete que la del uno me mando de regreso y me dijeron que kizas hiba a almorzar, colera me dio, me mandaron a la uno, y un maitro nunca se hiba, yo veia q le daban facturasn rosadas a cada rato y juela, me desespere y me acerque y la mujer amargada me dijo que me quitara que esperara mas lejos y le dije pero verdad q esta es la fila pa el wstern? si me dijo toda brava, pero espere mas alla, puyaaa, cuando alfin pase toda brava la mujer y uando e dio el dinero no se que me dijo pero me vio bien raro, ay nooo ni loca vuelvo a ir a un banco a sacar remesas, fue una malisima experiencia, solo porque la ven a una bichita no le quiren hacer caso, que no jodan.

Deja un Comentario