Los 5 miedos que tienen los jóvenes

Escrito por el Thursday 5 de May de 2011 y archivado como Portada. Puedes seguir los comentarios por medio de RSS 2.0. Participa dejando un comentario y no olvides hacerlo siempre con respeto ya que aparecen publicados automáticamente. Lecturas: 4195

1 – No encontrar el amor
El no tener novia, y por consiguiente, alguien que te de cariño o sexo, es un gran problema para muchos jóvenes, que lo buscan, sin resultado alguno. El problema radica en que nos bombardean constantemente en que no se puede vivir sin amor, debido a la cantidad tan grande de películas y canciones, ensalzando el mundo en pareja. De lo que no hablan apenas es de la cantidad de problemas que surgen de la vida en pareja, o del desenamoramiento, o mal de amores.

Hay que educarse en el autocontrol de los sentimientos y aprender a saber estar solo. No hay que dejarse llevar por la pasión y pensar que la vida es un videoclip de una canción de amor. Esta bien para soñar un rato, pero no centremos ese estado en nuestro día a día.

2 – No saber que ser el día de mañana
Con 18 años tenemos que saber ya, qué seremos el día de mañana. Y me parece una atrocidad, porque en esas edades uno no sabe lo que quiere. El resultado es que muchos hacen lo que los padres quieren, condenándose a vivir la vida que no es la que desean. Por otro lado, la presión paterna de que “hay que estudiar o hay que trabajar” es aterradora. No te deja pensar, meditar, observar y probar. Es todo o nada. Eso crea muchas frustraciones y gente con vidas angustiosas.

3 – No ser amados por sus padres
Nacemos con unos padres que supuestamente nos quieren infinitamente por ser quienes somos, sus hijos. Es un amor que no encontraremos jamás en ninguna otra persona hacia nosotros. Es un amor genético. El problema radica cuando se busca ese tipo de amor incondicional en la otra pareja. Es muy difícil encontrarlo.

A medida que uno crece, choca más con sus padres, y es principalmente, porque ellos apenas cambian, mientras que tú sí. Cada día es diferente, y ves que ellos siguen siendo los mismos, con las mismas frases y vicios.

Aunque se discuta, se lleve muy mal y se pelee con los padres, ese amor genético e incondicional, saldrá tambien en nosotros como un estallido. Perder ese contacto siempre es difícil y es fuente de muchos problemas. En el fondo, todos, padres e hijos, quieren cariño, y se quieren.

4 – No tener dinero
Mucha gente dice que el dinero no es necesario, y que no da la felicidad, pero ayuda mucho a tener un cierto equilibrio, y sobre todo, a no discutir con tus parejas o amigos. Los jóvenes españoles, con un 45% de paro, lo tienen crudo para ganar dinero. Se ven obligados a vivir con los padres bajo sus reglas. Incluso, cuando tienen una edad, sienten la necesidad de devolver todo el dinero y esfuerzo que han hecho por ellos de alguna manera.

El no tener dinero al final acaba siendo un problema de primer orden.

5 – No tener sexo
Juventud es igual a sexo. La necesidad de sexo es inmensa cuando se tienen 18 años. Estamos programados para ello, así que nunca es suficiente, y siempre se quiere más. El no tener sexo, provoca en mucha gente hacer cosas que no desean especialmente, como salir de noche, emborracharse, probar drogas, perder noches enteras hablando con tías impenetrables, o hacer literalmente el imbécil. Haced memoria, cuánto tiempo habéis perdido intentando ligar por ahi algo? cuántas horas de pie en los bares, cuántas horas de llamadas telefónicas, cuántos cientos de sms, cuántos mails…

El no hacer sexo con otra persona (las pajillas no cuentan), produce más cosas negativas que las que uno cree.

Lo anterior lo he tomado del blog de un personaje en una industria muy cuestionada. Síganlo en Twitter @titotorbe

Blog Widget by LinkWithin

Deja un Comentario