Disco USB vs Floppy

Escrito por el Thursday 24 de November de 2011 y archivado como Tecnología. Puedes seguir los comentarios por medio de RSS 2.0. Participa dejando un comentario y no olvides hacerlo siempre con respeto ya que aparecen publicados automáticamente. Lecturas: 3120

Cuando yo comencé a utilizar computadoras a mitad de la década de los 90 la forma en que uno guardaba y portaba sus archivos eran los flamantes discos flexibles o floppy (unidad A: y unidad B:) que estaban disponibles en variedad de colores y se les llevaba en una cajita rígida para protegerlos de la suciedad o el ambiente. Eran bastante frágiles también, podía uno quebrarlos al patearlos o al sentarse en ellos.

Jugaba con la plaquita metálica que se desplazaba por un resorte que lo resistía y hacía cla clac clac una y otra vez.

La capacidad de un disco floppy de 3.5 pulgadas – que habían sacado del mercado a los discos de 5.25 de pulgada- tenían una capacidad de 1.44 MB por lo que se imaginarán que apenas se podrían guardar cosas que utilizamos hoy. Sin embargo, las cosas que se utilizaban también tenían limitaciones y no eran tan grandes. Si pesaban demasiado se comprimian y se guardaban en varios discos ¡que llegaban a 20 partes o más!

De aquellos tiempos en mi casa solo han quedado algunos vestigios de esos discos que no boto por los recuerdos que me traen cuando los encuentro. Es por eso que cuando los CD y los quemadores o grabadores de discos láser aparecieron fue todo un boom, guardaban 500 veces más información que un floppy y con 7 CDs uno podía hacer un respaldo completo de un disco duro.

Pongo en la imagen una memoria usb o pendrive de 4GB que uso actualmente y me divierto pensando en qué sensación habría sido tenerlo por aquella época. Ya veremos hasta dónde la vida me presta tiempo para ver la evolución de las unidades de almacenamiento que hoy por hoy su futuro se perfila en los Solid State Drive.

Blog Widget by LinkWithin

Deja un Comentario