Vladimir Putin “We discussed this important issue yesterday over a beer...”

Barack OBAMA “You know, my faith is one that admits some doubt...”

728x90 ad code to be display at the top of site

Anoche soné…

Escrito por el Friday 14 de March de 2008 y archivado como Sueños. Puedes seguir los comentarios por medio de RSS 2.0. Participa dejando un comentario y no olvides hacerlo siempre con respeto ya que aparecen publicados automáticamente. Lecturas:


Anoche soñé que caminaba por las calles de Santiago, iba rumbo a la universidad y mientras me abrigaba por el frío y apretaba más la mochila Adidas que mi hermano me había regalado (la había comprado en la tienda de objetos perdidos en el tunnelbana de Estocolmo), de repente vi en la zebra peatonal a aquella bicha peruana que tan mal me caía por sus zorrerías. Cuando nos cruzamos en el ir y venir me detuvo cogiéndome del brazo y la escuché decir “felicidades, te hiciste de un seis coma cuatro en el examen de microeconomía”, sonrió, me dio un beso y se fue.

Seguí caminando encachimbado pero contento. Talvez esa maje no era tan puta después de todo pero yo me negaba a aceptar en público que me gustaba, es que era bien bonita la cabrona.

Casi llegando a la facultad me encontré a Emigdio hablando con el Trucutú, me contaron que se habían ido a joder la noche anterior a una discotec que se llamaba… nomeacuerdocómoputassellamaba, la cosa es que estaban fascinados por el culerío de allí. Quedamos en que íbamos a ir en la noche a ver a qué bichas conseguíamos darles vuelta para soplarles la nuca.

Fui a buscar a mi catedrático Adelio Pipino para pedirle que me permitiera asistir solo a la clase del sábado en una materia electiva que me aburría porque me hacía sentir igual que en el tercero de primaria cuando me hablaban de Colón y yo quería escuchar de Hitler, de Kierkegaard, de Francis Bacon y de otras maldades*.

*Si yo hubiera recibido la instrucción y la mentoría adecuada no me hubiera descarrilado ni hubiera perdido la chaveta ni me patinara tanto el coco a veces… jejeje gracias a Dios mi padre no intervino (porque no me arrepiento!)… qué sabio mi tata!!!.

[…]

Total. Llegué a la oficina del Chicago Boy y allí estaba con su calva sabihonda atendiendo al chimado de Rovira, el maje que quince años atrás me ponchaba – a veces- en la AGABEISI (Asociación de Grupo de Amigos del Béisbol Infantil) allá en el parque de La Sultana; en aquel tiempo Rovira era sequito, colochito y tenía una pinta de bicho Escuela Americana bien cagado de la risa. Ahora Rovira era – desde hacía unos cuantos años cuando nos encontramos de nuevo en la escuela- un tipo que se me hacía de lo más simpático, inteligentísimo y sobre todo buen amigo.

Sentí curiosidad por saber qué estaban discutiendo pero me aburrí de esperar y me fui a la mierda. Saqué el último Belmont que me quedaba, saqué mi laptop y me puse a leer los blogs de la guanaxia y los periódicos digitales en una banca cerca de la cafetería.

Fui a hueviarme una edición de El Mercurio con la paja de ir comprar una chocolatina, quería ver la tira del día de Mafalda. Me puse a revisar las notas a ver si era cierto lo que me había dicho la bicha de Arequipa, aaaaaah! qué bonita era esa maje, metí mi carnet number y mi password que era joselina y ahuevo 6,4! que fumada, de repente veo las notas del curso para ver el ranking y rrrrrrrgh!… en 4to lugar, mi reto no era tener la mayor sino ganarle al Vandelium porque sabía que ese maje se había ido a ver putas la noche antes del examen y no había estudiado nada… y adivinen qué?!… fue la mejor nota el chimado… 7/7!!!… qué culero!.

De ahí me acuerdo que me dio un sentimiento bien paloma, me dio por extrañar a mi nana y la sentía taaan leeeeeejos y solo me puse a pensar que yo le había prohibido que tomara ese avión para visitarme… le privé el derecho a mi madre de ver a su hijo… soy una mierda!. Le había dicho por Skype que Chile no le iba a gustar, que mucha gente, que son unos grandes socados, turbios y creídos, muchos vagos… bla bla bla, en fin inventándole babosadas para que no llegara. Le prometí que cuando me instalara yo en Sâo Paulo todo iba a ser diferente, que estudiar en la Fundaçao Getulio Vargas iba a ser lo mejor de mi vida, mi sueño, un gran cambio, un nuevo país, un idioma diferente, gente nueva, que iba a estar feliz, etc. Le dije que me podía visitar con la condición de que no intentara convencerme de regresar a El Salvador ni en broma porque solo malos recuerdos me trae y los bonitos me duelen demasiado.

FaFa: Solo soñás pendejadas FaFa.

FaFa: Creo que fue por la suprema lavada de ayer cab (todavía me duele la rabadilla) y por solo haber comido una mandarina en todo el día. Te acordás va?

FaFa: Ahuevo.

Blog Widget by LinkWithin

Deja un Comentario