Basura tecnológica

Escrito por el Monday 17 de August de 2009 y archivado como Emprendedor, Journal, Negocios. Puedes seguir los comentarios por medio de RSS 2.0. Participa dejando un comentario y no olvides hacerlo siempre con respeto ya que aparecen publicados automáticamente. Lecturas: 4004

basura

Ya les he contado de mi manía de guardar cajas. Ahora les voy a hablar sobre otra de mis manías que se complementa con esa de guardar cajas:

Desde hace unos años para acá comencé a guardar placas de circuitos de diferentes dispositivos que “ya no servían”, dispositivos como discos duros, teléfonos, teclados, mouse, transformadores, circuitos de relojes digitales, radio relojes… puta si parecía pepenador profesional.

La cosa es que los guardaba por una simple razón: la electrónica siempre me ha fascinado.

Cuando estudiaba en la escuela allá por mis trece años, mi amigo Kojima Mitsuhiro me hablaba sobre la tecnología en Japón, me contaba historias maravillosas de los aparatos más recientes, de sus funcionalidades, de la utilidad que tenían, etc. Nunca me decidí a estudiar electrónica, decidí estudiar economía.

Siempre fui conciente de que la electrónica y la informática eran la tecnología del futuro y nunca me hubiera imaginado que el mundo iba a ser tan diferente hoy al de aquel entonces. La electrónica y la informática son amigas y rivales una mezcla que seduce la mente de quienes las comprenden. Yo no las comprendo ni mierda pero me gustaría comprenderlas.

Guardo esas babosadas porque aunque no sé nada de electrónica me gusta manosear y chamuscar cables con el cautín y el estaño de vez en cuando.

Pienso que el hecho de que un equipo se haya dañado y deje de funcionar “definitivamente” no es motivo para creer que todos los componentes que conforman la tableta se han arruinado también. Se me venía a la cabeza que quizás reuniendo los componentes adecuados y construyendo una nueva tableta el dispositivo final talvez pudiera tener una utilidad diferente o similar al producto para el cual inicialmente fueron destinados. Es más, crear algo aunque no tuviera utilidad (y es una contradicción porque entonces su utilidad sería no tener utilidad).

A lo mejor MacGyver y las herramientas del taller de mi tío Rafael dejaron su ingenio en mi volátil imaginación susceptible de maquinar pendejadas a una velocidad de la que hasta yo me sorprendo.

Es una lástima que a la gente en este país se le enseñe electrónica solo para reparar radios y televisores o para reparar tarjetas industriales – los que tuvieron más suerte-.

Es una lástima que a la gente en este país se les enseñe informática para resolver problemas de servidores de correo o para darle soporte vía telefónica a un cliente que reclama no poder iniciar sesión en su computadora.

Creo que en este país no se le enseña informática a los estudiantes de todos los niveles aun a los universitarios. Se les enseña Microsoft. Eso será cualquier cosa menos informática.

Quisiera que hubieran salvadoreños creando tecnología en las ramas de electrónica e informática, que los que saben de esto desafiaran sus habilidades y asumieran el reto. Que crearan productos buenos. También sería feliz con que hicieran productos malos y mediocres pues ese sería el principio de algo que puede llegar a ser grande.

Por eso admiro tanto a los chinos y a los indios.

Aunque la tecnología avanza, estoy fielmente convencido que algo se puede hacer con la basura tecnológica. Algún día haré algo con mi basura tecnológica, aunque sea ceniceros.

Saludos.

Blog Widget by LinkWithin

1 Respuesta a “Basura tecnológica”

  1. jose says:

    zacarias piedras del rio

Deja un Comentario