Miércoles de plática

1
6


Anoche mi amigo Jorge me invitó a echarnos un par de heladas para platicar un rato.

Fuimos a El Arpa Irlandés – Patrocinador Oficial de FaFa- nos acomodamos en la barra del bar, pedimos una Suprema para mi y una cerveza alemana König Pilsener para mi amigo. Una vez llegaron las cervezas bien heladas comenzamos a platicar.

Me habló de su actual trabajo y de algunas cosas de la empresa, me contó de su hijo de cinco meses y de que su papá había fallecido tan solo cuatro días después de que Jorgito naciera y de la cantidad de sentimientos tan diametralmente opuestos que le tocó vivir al mismo tiempo.

Me contó la historia del año 19 de su vida cuando estuvo en Costa Rica donde inició una empresa junto con El Churro y de lo light que era la vida en ese entonces.

Hablamos sobre el software libre y del movimiento que hay en El Salvador.

Discutimos un rato sobre cómo cambia la vida en cuestión de momentos.

Friedrich Nietzche también fue un tópico infaltable de nuestra conversación.

Cuando me contó la historia de sus estudios sobre historia, de su profesora de historia que está en la UNAM y de cuando fue auxiliar de cátedra no pude concentrarme porque yo estaba viendo a una chera bien bonita que estaba sentada a unos cuantos metros de nosotros. Pero algo le entendí.

Hacía mucho tiempo que no hablaba con mi buen amigo Jorge, le dije:

«El tiempo es una variable en verdad incómoda cuando se conversa con alguien como vos con quien nunca se acaba un tema, siempre se desprenden otros y otros. Es incómoda porque se acaba, por su naturaleza escasa».

En ese momento me acordé del poema/pensamiento/reflexión de Jorge Luis que había posteado temprano ayer.

Animé a Coqui a retomar su blog y comenzar a escribir de nuevo. Que no lo deje ahí aventado. Me dijo que iba a considerarlo.

Un gran conversador y una gran persona, los hilos de nuestras pláticas podrían extenderse por días pero por ahorita, no hay más tiempo. Le agradezco el tiempo que dedicó a escucharme.

Mientras platicábamos con Coqui socializamos un rato con otros clientes que estaban pasándola bien escuchando el álbum When you’re winning de Robbie Williams al mejor estilo del swing. Encontré, saludé y medio platiqué con mi compañero de colegio Billy Fuentes que me dijo que está en plena elaboración de su tesis sobre Six Sigma.

La remodelación, ampliación y decoración de El Arpa Irlandés han hecho que el bar se vea más bonito y mejor estilizado. Un saludo para Xiomi y para Rudy.

Es un excelente lugar. Están todos invitados.

*

Jorge:

Gracias por compartir conmigo.

Un abrazo.

0 0 voto
Calificación
Suscribirse
Notificar
1 Comentario
Antiguos
Nuevos Más votados
Opinión entre párrafo
Ver todos los comentarios
Raúl González

Buen post!!!