Austeridad en los fondos públicos

0
10

El 27 de abril pasado el presidente Saca reconoció que la situación está jodida y prometió conformar una comisión de notables multidisciplinarios para encontrar soluciones que ayuden a hacerle frente a la crisis que afecta a la inmensa mayoría de economías del mundo.

Desde mi punto de vista, el reconocer el mal momento que atravesamos dentro de la coyuntura está bien, ahora, lo malo es que no dijo mayor cosa, eso es como que alguien dijera «en mayo comienza el invierno, talvez llueve». La convocatoria de todas esas distinguidas personas que estuvieron presentes fue tiempo perdido, es gente con agendas llenas de compromisos, bien pudieron habérselos comunicado por email.

Mal hizo el Fmln en no participar en la comisión y eso lo va a volver el centro de ataques de la derecha y de muchos sectores de la sociedad civil por un buen rato, aun cuando está sobradamente demostrado que esas comisiones solo archivan las recomendaciones sin siquiera revisarlas. Al Fmln le sigue gustando ponerse de lado para que le puyen las costillas, majes que son, no aprenden. Hubieran tomado participación e insistir desde adentro, eso es algo lógico tanto por pacto de nación como por interés electoral, no aprenden.

Hay que decir también que esa disque comisión es una gran payasada, si parece equipo completo de fútbol americano, lo más lo más con unas 10 personas bastaba, ya van a ver la changoneta que se va armar allí.

Hace unos días el señor presidente anunció también una serie de recortes en los gastos del ejecutivo para implementar un plan de austeridad que permita obtener más fondos para destinar a las obras sociales e invitó a las otras instancias del gobierno a seguir el ejemplo.

Coincide que Rodrigo Baires Quezada publicó en El Faro una nota sobre los gastos de la directiva de la Asamblea Legislativa que indignan a cualquiera: tranceros!.

Los recursos del pueblo no se están utilizando bien desde hace varios años, el gobierno es el mayor centro de hueveo por excelencia y nadie hace nada: yo no vi, yo no oí, aquél fue, me dijeron, me contaron, es calumnia, es campaña en contra, es desprestigio, fue la oposición, es electoral, etc.

¿Cómo es posible que los funcionarios desde medio gatos para arriba se den una vida de ricos en un país tan pobre y tan necesitado?

Desde el momento en que a un campesino le faltan los frijoles en su mesa para su familia, cuando una persona está sin empleo y le es imposible pagar la hipoteca de su casa, cuando un niño tiene que ir a vender dulces a la calle para sobrevivir, cuando un joven no puede aspirar a una vida mejor que la que ofrecen los call center, cuando a un adulto mayor le dicen que no hay medicinas o le dejan una consulta para dentro de varios meses es crisis, ESO ES CRISIS y en eso tenemos ratos de estar. No vengan ahora a santigüarse mostrando la cara de beatos.

Leyendo la página del FDR me encontré con unas propuestas a la comisión multidisciplinaria que me di a la tarea de analizar y están – en términos generales- muy bien elaboradas, por lo menos marcan un punto de partida en base al cual comenzar a discutir.

Para ahorrar el pisto del pueblo, solo en el manejo del presupuesto, yo le propongo lo siguiente a la comisión:

– Que cese la pauta publicitaria del Ejecutivo hasta niveles permisibles (y tolerables)

– Revisión salarial de los funcionarios de gobierno

– Eliminación de la partida secreta

– Recorte del gasto de las misiones oficiales

– Asignación eficiente de vehículos nacionales

– Distribución adecuada de la seguridad personal de funcionarios

– Utilización y reciclaje de materiales de oficina

– Transparencia en las adquisiciones y compras de suministros

– Revisión de los contratos de servicios de las infraestructuras operativas

Hay muchísimas más, pero como siempre, les adelanto desde ya que todo se va a volver campaña electoral y cruces de acusaciones, dimes y diretes.

Vaya corral-potrerito de país que hemos hecho de El Salvador.

0 0 voto
Calificación
Suscribirse
Notificar
0 Comentarios
Opinión entre párrafo
Ver todos los comentarios