Y sigue la fiesta

0
12

Cuando comienza junio, siempre le doy un beso y un abrazo a una de las personas que más significan en mi vida: a mi madre. Pues resulta que mi madre planeó una fiesta con sus compañeros y compañeras de trabajo para festejar a los muchos cumpleañeros de junio en ese círculo de [email protected], la celebraron el pasado viernes en mi apartamento.

En las diminutas dimensiones de mi apartamento circuló una cantidad de gente que a saber de dónde putas salieron [email protected] jajaja… y también circularon varias cajas de cerveza, hubo música, la mara se puso a bailar, los grupos discutían sobre varios temas, las bromas se escuchaban a cada rato, total, estuvo bien vergona la fiestecilla.

La cena fueron varias libras de carne de vaca muerta asada a la parrilla, chorizos, arroz «a la silveria«, chirimol, sopa de pollo, tortillas tostadas y… en fin… un gran jelengue.

Gente que se iba, gente que llegaba, en una de esas me acordé de Martha L. porque llegó una chava que se le parecía, entonces la recordé bien linda lavándome los platos jajaja… espero que estés bien.

Una gran talega, fue excesivo, una mezcolanza de Pilsener, Golden, Tecate y Carlsberg. Tanto así que ayer sábado pasé con una fóquin goma desde temprano, abrí los ojos y todavía me sentía a verga, me fui a la ducha y me senté en el piso del baño como si que era recluso y dejé que me cayera el agua un buen rato. Después me fui a mi cuarto y puse el ventilador para que me diera el aire, comenzaba a dolerme la cabeza, si abría los ojos me mareaba. Lo único bueno era abrazar mi almohada y me imaginaba la espalda de una cipota chele que me gusta, bien bonita ella.

Me levanté un rato a intentar ver el partido de la eurocopa y solo aguanté unos minutos, de ahí, me devolví a mi cuarto otravex.

Me dormí un rato y me desperté tipo 5 pm con una hambre de la gran puta, a calentar la sopita de pollo que había cocinado yo la noche anterior antes de que comenzara la fiesta. Mi tía Libert andaba ya con un su par de cervezas y estaba en las mismas que yo deseando el bajón. Nos echamos la sopita y hasta me la chulearon de que qué buena había quedado, al rato hicieron su aparición Fito y la Cony.

En ese momento yo era un ir y venir entre la sala y mi cuarto (que está a dos pasos) y me iba a acostar por ratitos pero llevándome mi respectiva Pilsener para darle matacán.

Después llegó el FoFo y jalamos para casa de Enma – a quien le mando un cariñoso saludo- y llegamos a romper la tranquilidad en la que estaban allí – ya casi por dormirse- intentamos conectar el router inalámbrico  pero no se pudo bla bla bla.

Al rato llegó la policía, ni bulla estábamos haciendo, el tal policía era Fito que quería seguir la beba… nos bajó a todos…

Estando allí me estuve echando la plática de mi mamá con Enma y Fito, cagado de la risa, «que se hínque el hijueputa, ¡de rodillas!«. Hubo un momento en que me acordé de aquella gordita que me había salido emputada dos semanas antes en esa misma sala, de la otra colochita cosa seria y de la chava tatuada con la cara bien bonita a la que se le caía el short jajaja…

Nos fuimos a la casa del FoFo, seguimos chupando con Fito y al par de horas murió el trip, el cuerpo no daba para más.

Nos pusimos a ver los videos del Pelón Salvador: Práctica de tiro.

Bueno, es domingo, segundo día de goma y tengo hambre.

Envíen KAREN al 6420.

0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificar
0 Comentarios
Opinión entre párrafo
Ver todos los comentarios