En Guatemala

5
20

El lunes en la noche Angel me preguntó si lo podía acompañar a Guatemala a dar unas vueltas del negocio, le dije que sí y el martes en la noche me vino a traer para quedarme a dormir en su casa y salir el miércoles, osea ayer a primera hora.

La cosa es que ya era tarde y como aquél había manejado a Juayúa el día anterior andaba todo hecho mierda del sueño y bla bla bla, para no darle largas al asunto, nos fuimos para Guate a las 2 de la mañana del miércoles.

Estaba helado en Santa Tecla y agarramos las chumpas y nos fuimos. El Angel se fue manejando, Sergio iba de pasajero dormido y yo iba en el asiento de atrás acostado y hablando paja sin mucho esfuerzo. Puta, de tres pijazos llegamos a la frontera de Las Chinamas, en el camino hablamos de linux, de política salvadoreña, de política mundial, el alto precio de la vida, del viaje al Iguazú, las redes sociales, el blog, música, el dinero, la masonería, el nuevo orden, fantasmas, etc.

Una sacadera de caca ir de noche/madrugada por esas carreteras oscuras donde a cada rato me imaginaba al cadejo y al justo juez. A medida avanzábamos, el clima se iba tornando más frío, pensar en lo que le había pasado a los diputados salvadoreños al Parlacen hacía poco más de un año me daba más frío aun.

Llegando a Ciudad de Guatemala pasamos por una Esso On The Run mero cacasona, la primerita que está. Allí sólo pudimos comprar dos cafés americanos y unos croissant algo raros porque no nos aceptaban los dólares y yo sólo andaba Q20. Jajajajaja… primera pendejada del viaje: al verle la cara desprotegida al bajista de Esebé le ofrecí el croissant y agradecido lo agarró y… le dio vuelta y se hartó el jamón de una sola mordida, risas sonantes.

En Guatemala la actividad financiera comienza a las 9 am hora a la que abren los bancos así que para mientras nos fuimos a Antigüa Guatemala a joder un rato pero antes de eso, pasamos desayunando en un Burger King. Eran las 5 de la mañana pasaditas. Dentro del comedor ése… una cagada de la risa con el que nos atendió cuando le preguntábamos por lo que traía el combo anunciado en la ilustración del tablero.

Saliendo de allí el frío sí ya estaba algo cabrón. Agarramos rumbo a la ex Capitanía General de Centroamérica. El cerote de Angel se pasó un semáforo en amarillo-rojo y vale verga con esos chapines, manejan como la gran puta de rápido, son locos, casi nos hacemos mierda.

Ya estábamos saliendo de la ciudad y el maje de Sergio iba saludándo a todo culo que miraba, ni a los chuchos perdonaba. De repente hablando de Antigüa dice el Sergiisv que allí había «uno de los mejores hoteles del mundo»… a lo que yo añadí … «pero del mundo maya»… a cagarse de la risa jajajaja.

Tripeamos las rampas de emergencia que están en esas bajadas y pasados unos minutos llegamos al pueblo. Llegamos al central park y nos aparcamos allí. Eran casi las siete de la morning.

Comenzamos a caminar y a las dos cuadras estaba una bicha bien buena haciéndose unas tomas de grabación. Nos quedamos viéndola… bueno, yo me quedé viéndola. Alcancé a escuchar su nombre cuando lo pronunció con ese acento sensual que tienen casi todas las venezolanas: Sandra Villabuena. Me acordé de mi amiga Sherezade en ese instante, una simpática marabina.

Caminamos por las calles empedradas, vimos ruinas, saludábamos a la gente, piropeábamos a las cipotas que se veían tan lindas con sus suéteres azul-negro al estilo carrusel de las américas, los bichos llevaban los zapatos betuneados bien pulidos y brillantes.

Después de tanto caminar, nos sentamos a tomar atol de habas y de arroz, nos regresamos al central park y el cansancio comenzaba a pasarle factura a Chopin y se acostó en una banca, el Serch y yo nos fuimos cerca de la fuente porque había más sombra (además por allí pasaban todas las extranjeras jejeje). Se acercó un niño ofreciendo lustrarle los zapatos al bajista y aquél aceptó y le propuso uno de los americanos de trece flechas estampadas, mutuo acuerdo. El bichito se llamaba Gregorio y medio nos dio unas clasecillas de Quiché, voy a ver si puedo subir el video.

Ahhhh las bellezas raras de California!… usan el pelo rastra y como 15 piercings en la cara y a saber donde más.

A la salida fuimos al Cerro La Cruz, muy bonita la vista que se puede apreciar desde allí. Nosotros saliendo y unos bichos zafados del colegio iban llegando con un 24-pack de Gallo para chupárselas allí. Pobres bichos.

Regresamos a la ciudad capital y fuimos a lo nuestro. Mientras duraban los trámites aproveché para dormir un poco, me desperté cuando ya nos veníamos de regre pero había que pasar haciendo una última jugada y almorzar en Taco Bell.

Antes de Taco Bell tuvimos una experiencia encapsulatoria en un banco de por allí, bien futurista, jajaja.

Terminamos de almorzar un cuarto para las doce, jaleas para la jaula.

De regre lo más notable fue:

«La gallinita ciega te quería hacer».

«Eeeeeeeeeeeeeeeeeeeey».

Y estábamos de regreso a las 3:15 pm.

0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificar
5 Comentarios
Antiguos
Nuevos Más votados
Opinión entre párrafo
Ver todos los comentarios
Antonio Carranza

Tengo algunos años de star fuera de El Salvador,

Cuando leo estos comentaios, veo que la lengua hablada esta cambiando bastante, hay algunas palabras que no entiendo.

De todas maneras, es importante el comentar, que son Uds, verdaderos sobrevivietes de Guatemala.

saludos fraternos,
Antonio

anonimo

El sr monge no habla como el salvadoreño promedio, el es mas cool y leido (perdone el tono sarcastico)

[…] Debía este video de la aventura en Antigua Guatemala. […]

[…] Debía este video de la aventura en Antigua Guatemala. […]